Día mundial del Folklore y Día del Folklore Argentino

Un 22 de agosto, aunque 166 años atrás, William John Thoms, crearía el término “folklor”. Dicha expresión deriva etimológicamente de “folk” (pueblo, gente, raza) y de “lore” (saber, ciencia), designando así “el saber popular”. William aseveraba que el Folklore debía avocarse a “los usos, las costumbres, las ceremonias, las creencias, los romances, los refranes, etcétera, de los tiempos antiguos”.
Por: Valeria Servidio

En 1878 se funda en Londres la Folklore Society, donde se define al Folklore como ciencia y se elabora su programa. Diez años más tarde, uno de los fundadores de la sociedad, el inglés Houme, define al Folklore como la “ciencia que se ocupa de la supervivencia de las creencias y de las costumbres arcaicas en los tiempos modernos”.

Para esta misma fecha, pero en 1865 nacería Juan Bautista Ambrosetti. Oriundo de Entre Ríos, además de dedicarse a la etnografía e historiografía, y destacarse por sus estudios sobre ciencias naturales, es considerado junto con su discípulo Salvador Debenedetti, el iniciador de la ciencia arqueológica en Argentina. Abrosetti siempre se vio atraído por el noroeste argentino, por lo que realizó muchos trabajos de arqueología y paleontología en la región. Su trabajo más importante fue el hallazgo de tres mil piezas en el Pucará de Tilcara (Jujuy). A partir de sus estudios y descubrimientos, pudo llevar su obra más allá, debido a que adquirió un importante conocimiento sobre la vida de los antiguos habitantes del lugar. Es así como escribió un interesante libro titulado “Supersticiones y leyendas”, el cual se convirtió en un valioso aporte para el conocimiento de la cultura calchaquí. De esta manera,fue pionero en el estudio del folklore nacional y es por eso que hoy en día conocemos a Ambrosetti como el “padre de la ciencia folklórica”.

Unos cuantos años más tarde, más precisamente en 1960, se realizó en Buenos Aires el Primer Congreso Internacional de Folklore. Presidido por Augusto Raúl Córtazar y contando con la presencia de representantes de 30 países, se estableció que el 22 de agosto se celebraría el Día del Folklore.

Sin embargo, ya se había realizado un par de años atrás un Congreso a nivel nacional de Folklore. Allí fue donde se eligió un emblema, ideado por Rafael Jijena Sánchez, que representaría a los folkloristas argentinos: el árbol. Se lo escogió porque el folklore hunde sus raíces en la tradición, las ramas representan el pensamiento: por un lado, el sentido y la imaginación; y por el otro, la creatividad artesanal. Asimismo, las pocas hojas representan la juventud primaveral de la ciencia y las palomas, la unión de lo material con lo espiritual. Una banda envuelve al tronco y las ramas. La misma dice: “qué y cómo el pueblo piensa, siente, imagina y obra.”

Afortunadamente, nuestro país ofrece un amplio abanico de manifestaciones folfklóricas: músicas, danzas, la literatura… Muchos son los instrumentos o las formas que hablan de nuestra cultura. Alimentemos esta llama, mantegamos vivo nuestro folklore.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s